Cuatro situaciones en las que te salvará tu seguro de hogar

Home/Noticias/Cuatro situaciones en las que te salvará tu seguro de hogar

Cuatro situaciones en las que te salvará tu seguro de hogar

Cuando se trata de proteger un inmueble, un seguro de hogar es una de las principales herramientas. De cara a estar prevenido ante una situación perjudicial para el inmueble, los seguros de hogar son los encargados de proporcionar soluciones. Tener un seguro de hogar no es obligatorio por ley, como por ejemplo sí lo es el seguro de automóvil, pero si es recomendable disponer de él.

En España y según los datos que aporta la Memoria Social del Seguro Español de 2013 que elabora Unespa (Asociación Empresarial del Seguro), el 82,6% de las viviendas de menos de 25 años están aseguradas y el porcentaje de las viviendas aseguradas que tienen 25 o más años de antigüedad es de 72,1%. Un seguro de hogar garantiza que frente a situaciones determinadas éste actuará en el modo acordado a través de la póliza, lo que supone obtener tranquilidad.

¿En qué situaciones responde un seguro de hogar?

La respuesta reside en la póliza del seguro, es decir, no se puede esperar que el seguro de hogar solucione lo que no se ha contemplado en la póliza. Pero lo que sí reside en ella será de obligado cumplimiento por parte de la aseguradora.

  • Inclemencias climatológicas. En ocasiones ocurren fenómenos meteorológicos que producen daños al inmueble. Como por ejemplo las inundaciones que se produjeron en el norte de España a principios de año a causa del fuerte oleaje y crecidas de los ríos (Cantabria, País Vasco y Galicia). No se pueden prever de ningún modo, pero sí es una cobertura que se puede incluir en el seguro.
  • Fugas de agua. Es una de las situaciones que con más frecuencia ocurren. Según ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones), el 32,9% de los daños que se producen en un hogar y que requieren de la intervención del seguro son por agua. Cuando se trata de una fuga propia, nuestro seguro se encargará gracias a la cobertura de daños por agua, en caso de producir daños en una vivienda colindante, la cobertura de responsabilidad civil será la encargada de solucionar el problema frente al tercero.
  • Daños en el contenido. Que se rompa algún electrodoméstico o mueble por ejemplo. Hoy día hay seguros que cuentan con una cobertura en caso de que el o los ordenadores que haya en el hogar se rompan. En este caso es muy importante que el valor asegurado sea real ya que de ese valor depende el importe de las indemnizaciones futuras. En caso de aumentar el valor del contenido es imprescindible comunicarlo a la compañía aseguradora para no quedar mal cubiertos.
  • Robo. Según el Balance Trimestral de Criminalidad del Ministerio del Interior, el número de robos con fuerza en domicilios ha descendido un 4,9%. A pesar de este descenso en el número de robos, es importante tener la casa protegida ante cualquier intruso. En este tipo de situaciones el seguro cubrirá el valor de los bienes sustraídos tomando como cantidad máxima el importe del valor del contenido.

Es importante conocer el alcance de todas y cada una de las coberturas que tiene el seguro de hogar, al igual de importante es contar con un buen seguro, es decir, que no es más que tanto el contenido como el continente estén valorados correctamente, de modo que no se incurra en infraseguro ni sobreseguro.

 

Artículo publicado en cincodias.com

 

 

By | 2017-05-23T14:50:08+00:00 15 Octubre, 2014|Noticias|

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de uso de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies